miércoles, 14 de marzo de 2012

EL CUARENTA Y UNO (Сорок первый)




Argumento:

En los primeros años de la Guerra Civil Rusa, un destacamento del Ejército Rojo compuesto por veintitrés combatientes liderado por el comisario Evsyukov, retrocede derrotado desde el Mar Caspio hacia las arenas del desierto de Karakum.

Entre el grupo sobresale la figura de Maryutka, una francotiradora que ha abatido 38 guardias blancos. Al avistar a un grupo de tres jinetes Maryutka da muerte a los números 39 y 40. Pero el tercer jinete lograr escapar. El objetivo del destacamento de Evsyukov es alcanzar el mar de Aral y llegar hasta Kazalinsk, donde está el Estado Mayor. Una mañana, Maryutka avista una caravana de kazajos con diez camellos. Los soldados rojos atacan a la caravana para apoderarse de los camellos, y Maruytka falla al disparar a un oficial blanco que viaja con los kazajos. Hubiera sido su víctima número 41. El comisario Evsyukov accede a llevarse sólo la mitad de los camellos, ante los ruegos del jefe kazajo. Evsyukov ordena a Maryutka custodiar al prisionero blanco, el teniente Govoruja-Otrok, enviado en misión diplomática por el almirante Kolchak.
Al acampar para su descanso nocturno, el campamento es asaltado por los kazajos robando los camellos. Más tarde, la caravana kazaja es interceptada por el Ejército Blanco, que conoce entonces que el teniente Govoruja-Otrok ha sido capturado por el destacmento de Evsyukov. El coronel blanco ordena al capitán Kuchkovski la persecución de los rojos para así liberar al teniente. El destamento continúa, pese a todo, su penoso viaje por las blancas arenas del desierto. Lo soldados van pereciendo por el camino, pero finalmente siete personas, entre ellos el teniente prisionero, llegan al Mar de Aral. Más tarde arriban a un poblado kazajo, donde son agasajados tras conocer que han sido capaces de atravesar el desierto.
En el poblado una joven kazaja se encapricha de la hombrera del uniforme del teniente blanco, y Maryutka se la da. Durante la noche, Maryutka lee sus épicos versos sobre la revolución al teniente blanco, que le anima a estudiar para mejorar su escritura. A la mañana siguiente Evsyukov decide enviar en un bote a Maryutka y al prisionero junto con dos combatientes, para llegar al Estado Mayor. Pero el bote es abatido por una tormenta y sólo se salvan la francotiradora y el teniente blanco, que consiguen arribar a tierra. Los cautivos se refugian en una cabaña, donde el teniente enferma y es atendido por Maryutka. Mientras tanto, el destacamento blanco de Kuchkovski llega al poblado kazajo, donde la joven que se había quedado con la hombrera confiesa que los combatientes rojos llevaban consigo al teniente Govoruja-Otrok.
Los dos enemigos, la francotiradora roja y el teniente blanco, finalmente se enamoran, aunque tienen tiempo para discutir ante la firmeza de los ideales de Maryutka y el escepticismo del teniente. El tiempo pasa lentamente, hasta que un día avistan un velero, que piensan que será de pescadores. Pero realmente en él viajan un grupo de soldados blancos. El teniente se da cuenta de ello y corre hacia el barco, y Maryutka no duda en cumplir la orden encomendada por Evsyukov... da muerte al 41.

El director:

Grigori Chujrai nació en 1921 en Melitopol (Ucrania) y falleció el año 2001 en Moscú. Fue distinguido como Artista Popular de la URSS en 1981. Cursó estudios de dirección en la Universidad Estatal de Cinematografía Gerasimov, graduándose en 1953. Empezó a trabajar como ayudante de dirección, para pasar en 1955 a trabajar para Mosfilm. Fue en 1956 cuando hizo su debut detrás de las cámaras, dirigiendo su opera prima, el drama bélico ambientado en los años de la revolución, El cuarenta y uno. La cinta conseguiría al año siguiente el Premio Especial en el Festival de Cannes. Chujrai volvería a rodar un nuevo film bélico en 1959, ambientado en este caso en la Gran Guerra Patria, Баллада о солдате (La balada del soldado). Con esta película, entre otros premios, logró el premio BAFTA a la mejor película en 1962. En 1961 dirige Чистое небо (Cielo despejado), drama sobre un ex-piloto de aviación ambientado en la decada de los 50. En 1964 realiza el drama Жили-были старик со старухой (Erase una vez un viejo y una vieja), sobre unos ancianos que pierden su hogar en un incendio y viajan al Ártico a reunirse con su hija. Su siguiente largometraje no llega hasta el año 1977, el drama bélico Трясина (Terreno pantanoso), protagonizado por Nonna Mordyukova. En 1980 dirige la coproducción italo-soviética Жизнь прекрасна (La vida es bella), drama protagonizado por Giancarlo Giannini y Ornella Muti, que sería el último largometraje de ficción del director.



Los intérpretes:

Izolda Izvitskaya (Maryutka Filatovna) nació en 1932 en Dzerzhinsk y falleció con sólo 38 años en Moscú. En 1950, tras acabar la escuela secundaria se matrículo, sin conocimiento de sus padres en la Universidad Estatal de Cinematografía Gerasimov, en Moscú. Sus padres no se opusieron y de ese modo se graduó en 1955. Debuta en 1953, todavía estudiando, con un papel episódico en la cinta de aventuras «Богатырь» идёт в Марто (El "Bogatir" se dirige a Marto), codirigida por Evgeni Bryunchugin y Sigizmud Navrotski. En 1955 trabaja para Mijail Kalatozov en el melodrama Первый эшелон (El primer escalón). Al año siguiente hace el papel más importante de su carrera, el de la soldado del Ejército Rojo en el drama bélico  El cuarenta y uno. En 1957 protagoniza la comedia К Чёрному морю (Hacia el Mar Negro), cinta dirigida por Andrei Tutishkin. Ese mismo año interviene en el drama Поэт (El poeta), bajo la dirección de Boris Barnet. En 1960 protagoniza el drama dirigido por Nikolai Rozantsev Человек с будущим (El hombre con futuro). En 1962 participa en el drama Армагеддон (Armageddon), dirigido por Mijail Izrailev. Su última interpretación antes de su temprana muerte fue en 1969, en el melodrama de Samon Samsonov Каждый вечер в одиннадцать (Cada noche a las once).

Oleg Strizhenov (Teniente Govoruja-Otrok) nació en Blagoveschensk en 1929. Fue distingudio como Artista Popular de la URSS en 1988. Cursó sus estudios de interpretación en la Escuela Teatral Shukin, graduándose en 1953. Ese mismo año se convirtió en actor del Teatro Dramático Estatal de Tallinn. Debuta ante las cámaras en 1951 con un papel de figurante en la comedia Спортивная честь (Honor deportivo), del director Vladimir Petrov. Su siguiente trabajo, ya como protagonista principal, es en el drama de Alexander Faintsimmer Овод (El moscardón), adaptación de la novela de Ethel Voynich. Al año siguiente hace el papel del teniente del Ejército Blanco Govoruja-Otrok en El cuarenta y uno. En 1958 protagoniza otro de sus papeles más importantes en el biopic histórico Хождение за три моря (Viaje más allá de tres mares), sobre la figura del explorador ruso Afanasi Nikitin, y codirigido por Vasili Pronin y Jozhda Abbas. Ese mismo año protagoniza el drama histórico Капитанская дочка (La hija del capitán), a partir de la novela de Alexander Pushkin, con dirección de Vladimir Kaplunovski. Al año siguiente protagoniza Белые ночи (Noches blancas), adaptación de la novela de Fyodor Dostoevski dirigida por Ivan Pyryev. En 1965 protagoniza el melodrama de Zhan Drevil Третья молодость (La tercera juventud). En 1975 participa en el drama de Valdimir Motyl Звезда пленительного счастья (La estrella de la felicidad cautivadora), ambientado en la revolución decembrista. Su último papel hasta el momento llega en 2005 en la cinta policíaca Пять звезд (Cinco estrellas), del director Valeri Konovalov.

Nikolai Kryuchkov (Comisario Evsyukov) nació en 1911 en Moscú y falleció en la misma ciudad en 1994. Entre muchos galardones fue distinguido con el Premio Stalin en 1941, y el de Héroe del Trabajo Socialista en 1980. Con sólo 16 años debuta como actor de teatro. Debutó como actor de cine con un pequeño papel en el drama de Lev Kuleshov Горизонт (Gorizont). En 1938 hace el papel principal en el drama histórico Комсомольск (Komsomolsk), dirigido por Sergei Gerasimov. Al año siguiente protagoniza la comedia dramática Трактористы (Tractoristas), dirigida por Ivan Pyryev. En 1942 protagoniza el drama bélico Парень из нашего города (un joven de nuestro tiempo), codirigido por Alexander Stoller y Boris Ivanov. En 1956 hace el papel del comisario del Ejército Rojo Evsyukov en El cuarenta y uno. En 1962 interviene en la comedia musical de Eldar Ryazanov Гусарская баллада (La balada del húsar). En 1976 protagoniza el drama Семьдесят два градуса ниже нуля (Setenta y dos grados bajo cero), codirigido por Evgeni Tatarski y Sergei Danilin. En 1979 interviene en la comedia dramática Осенний марафон (Maratón de otoño), dirigida por Georgi Daneliya. En 1991 participa en el drama histórico de Gennadi Vasiliev Царь Иван Грозный (El zar Iván el Terrible). En 1993 participa en el film bélico Ангелы смерти (Los ángeles de la muerte), dirigido por el especialista en cine bélico Yuri Ozerov.

Vadim Zajarchenko (Capitán Kuchkovski) nació en 1929 en Novosibirsk y falleció en 2007 en Moscú. Se graduó en 1953 en la Universidad Estatal de Cinematografía Gerasimov de Moscú. Intérprete de más de 250 películas, casi siempre en papeles secundarios, debutó en 1954 en el film bélico Школа мужества (Escuela de coraje), dirigida por Vladimir Basov. Su siguiente papel es el del capitán del Ejército Blanco Kuchkovski en El cuarenta y uno. En 1958 participa en Тихий Дон (El Don apacible), el drama basado en la obras de Mijail Sholojov, dirigido por Sergei Gerasimov. En 1967 interviene en el film fantástico de Konstantin Ershov Вий (Viy), inspirado en un relato de Nikolai Gogol. En 1982 participa en la comedia Берегите мужчин! (¡Cuidado, hombres!), dirigida por Alexander Seriy. Ese mismo año participa en la cinta de detectives Возвращение резидента (El regreso del residente), dirigida por Beniamin Dorman. En 1988 participa con un pequeño papel en Маленькая Вера (La pequeña Vera), melodrama dirigido por Vasili Pichul. En 1994 colabora con el director Yuri Kara en la adapatación que éste hace de la obra de Bulgakov Мастер и Маргарита (El maestro y Margarita).

Georgi Shapovalov (Terentyev) debuta como actor de cine en 1948 con un papel episódico en el drama bélico de Sergei Gerasimov Молодая гвардия (La joven guardia). En 1956 participa en el drama Берёзы в степи (Abedules en la estepa), del director Georgi Pobedonostsev. Ese mismo año hace el papel del soldado del Ejército Rojo Terentyev en El cuarenta y uno. En 1958 interviene en el drama bélico de Tatyana Lioznova Память сердца (La memoria del corazón). En 1962 interviene en el film bélico Двое в степи (Una pareja en la estepa) dirigido por Anatoli Efros. En 1982 participa en la cinta de detectives Возвращение резидента (El regreso del residente), dirigida por Beniamin Dorman. 

Nikolai Dupak (Andrei Chupilko) nació en 1921 en Donetsk (Ucrania). Empezó a estudiar interpretación en la Escuela de Arte Dramático de Rostov, concluyendo sus estudios en una escuela dramática en Moscú. Actor en el Teatro Stanislavski entre 1944 y 1963 y posteriormente en el Teatro Taganka de Moscú, debuta como actor de cine en 1944 en el drama bélico Однажды ночью (Una vez, por la noche), dirigido por Boris Barnet. En 1956 hace el papel del soldado del Ejército Rojo Andrei Chupilko en El cuarenta y uno. En 1958 participa en la cinta infantil Мальчики (Muchachos), dirigida por Sulamif Tsibulnik. En 1968 participa en el drama bélico Служили два товарища (Sirvieron dos camaradas), dirigido por Evgeni Karelov. En 1975 interviene en la adaptación de la novela de Julio Verne 20.000 leguas de viaje submarino, Капитан Немо (El capitán Nemo), dirigida por Vasili Levin. En 1980 vuelve a colaborar con Grigori Chujrai con un pequeño papel en el drama Жизнь прекрасна (La vida es bella). En 1982 colabora en la cinta de aventuras Баллада о доблестном рыцаре Айвенго (Balada sobre el valiente caballero Ivanhoe), sobre la obra de Walter Scott, dirigida por Sergei Tarasov.

Pyotr Lyubeshkin (Guzhov) nació en 1913 en la aldea Lapino. En 1936 concluyó sus estudios de interpretación. Debuta como actor de cine en 1942 con un pequeño pepael en el drama bélico Парень из нашего города (un joven de nuestro tiempo), codirigido por Alexander Stoller y Boris Ivanov. En 1953 participa en el film histórico Корабли штурмуют бастионы (Las naves atacan el baluarte), dirigida por Mijail Romm. En 1956 hace el papel de Guzhov en El cuarenta y uno. En 1964 participa en el drama bélico de Vasili Ordinski У твоего порога (En tu puerta). En 1968 colabora en el drama bélico На войне как на войне (La guerra es la guerra), dirigido por Viktor Tregubovich. En 1976 interviene en la comedia Встретимся у фонтана (Quedamos en la fuente), dirigida por Oleg Nikolaevski. En 1980 colabora en el melodrama de Viktor Obujov Алёша (Alyosha).

Trailer


Comentarios:

El cuarenta y uno está basada en la obra del mismo título de 1924 escrita por Boris Lavrenyov, que combatió durante la Guerra Civil Rusa en el Ejército Rojo. La obra ya fue llevada a la pantalla anteriormente por Yakov Protazanov en 1927.

La película obtuvo el Premio Especial del Jurado del Festival de Cannes en 1957 "por su guión original, su calidad humana y su grandeza romántica".

Destaca sobremanera la interpretación de la heroína, la francotiradora del Ejército Rojo Maryutka, por parte de Izolda Izvitskaya, que retrata la imagen de una fiel seguidora del ideario revolucionario, que vierte su amor por esos ideales en los versos que escribe... Pero su lealtad a esos principios no es obstáculo para enamorarse de un enemigo, del teniente blanco que interpreta Oleg Strizhenov, leal también al ejército que representa, y que tiene muchas dudas sobre el objetivo de la revolución y es totalmente escéptico ante los logros que ésta pueda conseguir.

Igual interés cabe mostrar por la fotografía de la película, pese a que ver las copias que circulan por la red no sean el mejor modo para apreciar su calidad.


Fotografía:

Sergei Urusevski nació en 1908 en San Petersburgo y falleció en 1974 en Moscú. Entre otros galardones fue distinguido con el Premio Stalin en 1948 y 1952. Autor de la dirección de fotografía de El cuarenta y uno, su debut se produce en 1941 en la comedia Как поссорился Иван Иванович с Иваном Никифоровичем (Cómo combatió Ivan Ivanovich con Ivan Nikiforovich). En 1947 participa en el drama de Mark Donskoi Сельская учительница (Profesora de aldea). En 1955 inicia su fructífera colaboración con el director Mijail Kalatozov, para el que rueda el melodrama Первый эшелон (El primer escalón), el drama bélico Летят журавли (cuando pasan las cigüeñas) en 1957, el drama Неотправленное письмо (La carta jamás enviada) en 1959, o la coproducción cubano-soviética Я — Куба (Soy Cuba) en 1964.

La crítica:

IMDB - 7,8  / 10 - IMDB
Filmaffinity - 7,3 / 10 - Filmaffinity
Kinopoisk - 8,2 / 10 - Kinopoisk
Ruskino - 7,1 / 10 - Ruskino
Cine Rusia - 7,5 / 10

Enlaces:

La película se puede bajar en descarga directa entrando en la pagina siguiente:
y pinchando después donde pone: sorok.pervyj.avi

Los subtítulos se encuentran disponibles en el siguiente enlace:

La película se puede ver online en el siguiente enlace:
activando la opción de subtítulos traducidos al español.

10 comentarios:

  1. Excelente artículo, joserb. Enhorabuena. Como conozco "La balada del soldado", me parece una buena propuesta una película de Grigori Chujrai para comenzar mi 'sovfilmotec' particular :) Voy a probar con la descarga directa y, si me falla, utilizaré el lentísimo e-mule. Para quien tenga los problemas que yo tengo con las descargas, también se puede bajar desde http://www.rebeldemule.org/foro/cine-sovietico/tema2010.html.

    Cuando la haya visto, seguiré discusión sobre la peli en este apartado...

    Salutacions!

    ResponderEliminar
  2. "Ese tiempo se fue, para no volver nunca más. Y para siempre quedó entre nosotros". Esta frase habla de la Revolución, pero leída ahora con nostálgica mirada parece que se refiera a la misma Unión Soviética.

    Impresionante película, de verdad. La fotografía es extraordinaria. Esos contraluces en el desierto y en el mar de Aral, los primeros planos de los rostros de los protagonistas, los planos que se abren (al estilo más puramente soviético) con la cámara sobre una grúa en la dunas del Cáucaso o sobre las arenas de la playa. Opino que esta película hay que verla en una versión remasterizada (queda pendiente!).

    La banda sonora me parece soberbia, combinando piezas de corte clásico y otras más realistas (el viejo mundo y la Revolución en una misma película). Me sorprende que una producción soviética de 1956 pudiese hablar tan abiertamente de una relación sentimental entre un kadete blanco y una francotiradora bolchevique que se aman con una pureza absoluta. Claro que en 1956 Jrushchov llegaba al poder y comenzaba el período de desestalinización. Aún así, no deja de sorprenderme esa libertad a la hora de explicar una historia escrita en el momento más idealista de la Revolución Rusa (¿dónde estaba la tan criticada censura soviética?). Lejos queda la etapa patriótica de la Segunda Guerra Mundial. Como muestra, el protagonista explica a Maryutka un cuento de Daniel Defoe, no de Bulgákov o Chejov. Además, se permite poner en duda la existencia de una única realidad ("hay una realidad rusa, una alemana, una noble, una bolchevique") en un anticipo a la posmodernidad que se avecinaba. El final no deja lugar a la esperanza (como pasaba en "La balada del soldado"). Un hombre y una mujer solos y aislados pueden amarse olvidándose de quienes son. Pero cuando están rodeados por los suyos (por oposición a sus exogrupos) aparecen los fantasmas, los prejuicios y las categorizaciones. Y no pueden dejar de ser aquello que los demás han hecho con ellos. Se acaba la pureza.

    Una película soviética imprescindible.

    ResponderEliminar
  3. Excelente crítica de la película, mestre. Acertado comentario sobre la banda sonora, Kryukov es también autor de la música de otro clásico del cine soviético, El idiota, de Ivan Pyryev. Estoy de acuerdo sobre tu comentario sobre la censura soviética. No dudo que la hubiera, pero no creo que nadie este libre de pecado. Para muestra el calvario que ha pasado Julio Medem en España después de rodar "La pelota vasca". No censuraron la película pero le censuraron a él. Y eso ha sido en este siglo.
    Gracias por tu colaboración. El cine ruso y soviético es un gran desconocido. Yo por ejemplo descubría hace poco una película muy recomendable, "El hombre anfibio", de otro género, pero muy recomendable.

    ResponderEliminar
  4. Tus recomendaciones son órdenes, tobarisch. Ya tengo "El hombre anfibio" descargándose del e-mule. Por cierto, la Mula Rebelde va a una velocidad impresionante: en sólo un día se me ha descargado la de Mikhalkov, que me miraré mañana o pasado mañana. Tú la has traducido en tu blog como "Amigo entre mis enemigos" pero a mí me ha llegado como "Amigo entre mis enemigos, enemigo entre mis amigos". Me imagino que has querido economizar espacio...

    Hablando de censura, fíjate que a lo largo de estos últimos días Google ha incluido en la URL de nuestros blogs el '.es', para tenernos territorialmente más controlados. Coincido contigo en que en las llamadas democracias occidentales existe una censura McCarthyana muy sutil que puede llegar a ser más perjudicial que la censura casposa del franquismo. Por eso me sorprende ver películas soviéticas que tratan tan abiertamente de supuestos tabús culturales. Por ejemplo, el carácter mítico de la Revolución. De todas formas, en el making off de "La balada del soldado", Chujrai comentaba lo mal que lo pasó cuando expuso en el CC del Partido el concepto de su nueva película. Incluso tuvo que presentarse frente a un comité especial del Politburó para rendir cuentas. Pero, claro, en la URSS el tema de la Gran Guerra Patria es sagrado...

    He enlazado tu blog en el foro del web www.casarusia.com. Allí hay verdaderos expertos en cine soviético...

    Salutacions!

    ResponderEliminar
  5. Espero que no te decepcionará el visionado de El hombre anfibio. Me sorprendió ver una película soviética ambientada en algún país latinoamericano. La música es excelente. Y los dos intérpretes principales dan muy bien la imagen de juventud e inocencia. Creo que es una gran película de aventuras.
    En cuanto al título de la película de Mijalkov, es cierto que lo abrevie. No sé si se estreno en España, creo que no.
    Me he dado cuenta de lo que comentas de la extensión .es. El gran hermano nos vigila.
    Gracias por tu promoción del blog. Ahora estoy preparando una pelicula curiosa, Старая, старая сказка (Un viejo, viejo cuento). Es una adaptación de cuentos de Andersen. Hay muchas películas rusas de ese estilo (de Alexander Rou, de Alexander Ptushko, grandes maestros del género). Me costará un poco de preparar, pues no hay subtítulos en castellano en la red, y con mis básicos conocimientos de ruso y la versión inglés, me he lanzado a la aventura de traducirlos. Ya veremos.

    Saludos !

    ResponderEliminar
  6. También me pareció excelente la película. Muy buena la banda sonora, la fotografía, y sobre todo la realización. Agonicé con los soldados en el desierto, detesté a los soldados blancos (bueno, más que nada a su comandante que iba en carro), y... lo confieso, me enamoré de Maryushka...
    Gracias por traernos estas joyas, joserb. La próxima palícula que tengo en la mira es "La ascención", espero que mantenga el nivel.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. A todo esto, se me olvidaba: investigué sobre esta película, y sí hubo varias revisiones del guión antes de dejarla filmar (!). De hecho, casi niegan el permiso para hacerla, hasta que M. Romm (el maestro de Chujrai) dijo ante los directores de Mosfilm algo así como: "¡Muy bien! !Dejemos que cada niña se enamore del enemigo y luego lo mate!", con lo cual le dieron el pase definitivo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Martín!

    Sin duda ésta es una gran película, con un gran realización y una interesante historia de amor y de fidelidad a unos ideales.

    Respecto a "La ascensión" te la recomiendo vivamente. Me impresionó la dolorosa historia del cautiverio de los partisanos capturados por los nazis.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. "¡Muy bien! ¡Dejemos que cada niña se enamore del enemigo y luego lo mate!" :-)

    Excelente frase, Martín. Buena investigación y buen descubrimiento. Lo dice todo sobre lo delicado que debía resultar realizar de este tipo de películas en aquel tiempo.

    Me uno a las recomendaciones de joserb sobre el film "La ascensión". De lo mejor sobre la guerra. Ojo a los detalles bíblicos.

    Salud.

    ResponderEliminar
  10. Muchísimas gracias compañero por compartir tanta cultura, porque cuando esta se comparte nunca muere.
    Gracias por tu esfuerzo.

    ResponderEliminar