domingo, 22 de septiembre de 2013

LA MAESTRA RURAL (Сельская учительница)





























































Argumento


Vísperas de la Primera Guerra Mundial. En un baile de fin de curso en San Petersburgo, Varvara, recién licenciada, se reencuentra con su amado Sergei Martynov, un activista revolucionario. Durante la velada, Varvara confirma a Sergei que va a partir a una aldea siberiana para ejercer su profesión de maestra. A la mañana siguiente, mientras Varvara piensa en su felicidad, llega a casa la hermana de Sergei, y le cuenta que ha sido arrestado por la policía zarista. Varvara parte hacia Siberia y, durante el trayecto, el cochero le informa de las duras condiciones de vida de los aldeanos mineros, y de lo difícil que será que tenga alumnos, pues es más provechoso para las familias que los niños trabajen.

Varvara espera en la escuela a la llega de alumnos, ante la mirada del guarda de la escuela, Egor Petrovich. Hasta que un día Varvara se enfrenta a un fuerte aldeano, Klim Voronov, que intenta golpear a su esposa, y a continuación pide a las madres que al día siguiente vayan sus hijos a clase. Y en efecto, a primera hora se presentan cuatro niños para asistir a la clase. Conforme pasan los días la clase se va poblando de alumnos, y Varvara despierta en ellos las ganas de aprender. Varvara no solo educa a los alumnos, también se preocupa por sus vecinos. Así, al conocer que la casa de los padres de una alumna se ha incendiado, acude a casa del kulak Bukov, donde se celebra una fiesta, para pedir ayuda para la familia afectada. Pese a que un principio Bukov se ríe de ella, Varvara logra conmover con su generosidad a los presentes, que secundan a la maestra dando dinero para la construcción de una nueva casa.

Consciente de las aptitudes de un alumno, Prov Voronov, para el estudio, Varvara acompaña al muchacho a hacer un examen para ingresar en una escuela secundaria. Prov saca las mejores notas en el examen, pero es rechazado por el director de la escuela, indicando a Varvara que no puede permitir que un simple campesino comparta banco con el hijo de un millonario. Pasan tres años y una mañana Varvara recibe una inesperada visita, la se Sergei Martynov, que ha cumplido su destierro. Varvara y Sergei se casan en la aldea, ante el regocijo de todos los vecinos. Pero la felicidad de la maestra se rompe otra vez, al ser detenido nuevamente Sergei por la policía zarista.


Estalla la Revolución y el zar Nicolás II es derrocado. Sergei es liberado y se reencuentra con Varvara de nuevo. Pasan los años y sus pequeños alumnos ya son jóvenes en edad de ingresar en una universidad. Ahora sí, Prov Voronov ingresa en la escuela donde antaño fue rechazado por su condición social. De regreso a casa, Varvara se encuentra con una carreta en la que llevan a Sergei, ahora comisario del Ejército Rojo, que ha sido herido gravemente en combate. El destino se niega a que permanezcan unidos, y Sergei muere en brazos de Varvara. La maestra prosigue su vida en la escuela, y un día un alumno le deja una nota en la que le informa de que el kulak Bukov ha organizado un complot para asesinarla y quemar la escuela. Varvara acude a casa de Bukov para decirle que pueden asesinarla, pero que no podrán eliminar la educación que ha dado a los niños de la aldea desde que llegó. La intervención de Prov Voronov evita el asesinato de la maestra.

El tiempo pasa y, tal como predijo Martynov, la aldea se ha convertido en una ciudad próspera, y la cabaña donde se alojaba la escuela es ahora un edificio moderno. Algunos antiguos alumnos son ahora profesores y Varvara la directora de la escuela. Un día llega a la escuela Prov Voronov, con quien Varvara mantiene correspondencia, y la maestra decide organizar una fiesta donde se reúnan todos los antiguos alumnos. La fiesta se interrumpe cuando Egor Petrovich comunica a Varvara que ha estallado la Gran Guerra Patria. Con el país en guerra, Varvara muestra a sus alumnos la noticia de una joven partisana que ha sido ahorcada por los nazis, y la pone como modelo de alguien que lucha por su patria. En casa, Varvara oye por la radio que ha sido condecorada, entre otros profesores, con la Orden de Lenin. En el Día de la Victoria se celebra en la escuela una nueva reunión de antiguos alumnos, adonde acuden también los jóvenes que han participado en la guerra, y en la que Varvara comprueba los frutos de su labor educativa.





El director


Mark Donskoi nació en 1901 en Odessa y falleció en 1981 en Moscú. Entre otros galardones fue distinguido en 1966 como Artista del Pueblo de la URSS y con tres Premio Stalin en 1941, 1946 y 1948. Participante en la Guerra Civil y en la Gran Guerra Patria, Donskoi estudió en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Crimea. Pero su vida profesional se orienta al mundo del cine, donde empieza como guionista y ayudante de dirección, hasta que en 1927 codirige junto con Mijail Averbaj el drama piscológico В большом городе (En la gran ciudad). En 1930 Donskoi dirige su primer largometraje en solitario Чужой берег (La orilla ajena), drama sobre un marino que atiende con indolencia su trabajo. En 1938 dirige el primer largo de una trilogía, Детство Горького (La infancia de Gorki), cinta biográfica en donde se retratan los primeros años en la vida del escritor de Nizhni Novgorod. Al año siguiente dirige la segunda parte de la trilogía, el drama В людях (Entre la gente), donde el joven protagonista sufre las penurias de una vida humilde tras abandonar el hogar paterno. La trilogía se cierra en 1939 con Мои университеты (Mis universidades), sobre el sueño roto del joven Gorki de estudiar que le lleva a buscar trabajo, y a una vida sin refugio. En 1942 dirige Как закалялась сталь (Como se templó el acero), cinta bélica ambientada en Ucrania durante la Guerra Civil que adapta una novela de Nikolai Ostrovski. En 1944 realiza el drama bélico Радуга (El arco iris), adaptación de la novela de la escritora polaca Wanda Wasilewska sobre una mujer que se hace partisana durante la Gran Guerra Patria. En 1947 dirige el drama sobre el amor entre una profesora y un revolucionario, La maestra rural. En 1955 vuelve a Gorki, al adaptar su obra Мать (La madre), sobre una madre que vigila la actividad revolucionaria de su hijo, y que la abanderara cuando vea como encarcelan al mismo. En 1965 Donskoi dirige Сердце матери (El corazón de una madre), primera parte de un díptico sobre la vida de Vladimir Ilich Ulyanov “Lenin”, que completará al año siguiente con su continuación, Верность матери (La lealtad de una madre).

Los intérpretes

Vera Maretskaya (Varvara Martynova) nació en 1906 en Barjiva y falleció en 1978 en Moscú. Entre muchos galardones, en 1949 fue distinguida como Artista del Pueblo de la URSS, además de recibir cuatro Premio Stalin en 1942, 1946, 1949 y 1951. Tras ingresar en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Moscú, decide cambiar su destino y se presenta a la Escuela-Estudio del Teatro Vajtangov, donde acabará sus estudios en 1924. A partir de ese año y hasta 1940 trabajará en el Teatro de Yuri Zavadski en Moscú y en el Teatro Dramático Gorki en Rostov. Posteriormente será actriz principal en el Teatro Mossveta de Moscú. Su carrera cinematográfica se inicia en 1924, interpretando un papel secundario en Простые сердца (Corazones sencillos), melodrama sobre dos jóvenes de una aldea que se enamoran de la misma muchacha, cinta dirigida por Ivan Judoleev. Al año siguiente obtiene un papel principal en Закройщик из Торжка (El sastre de Torzhok), comedia sobre las  aventuras de un sastre que gana un premio de lotería, realización de Yakov Protazanov. En 1927 hace el papel de una prostituta en el drama Земля в плену (Tierra cautiva), drama dirigido por Fyodor Otsep ambientado en los años anteriores a la revolución rusaEn 1928 hace el papel principal en la comedia satírica Дом на Трубной (La casa en la Trubnaya), cinta ambientada en los años de la Nueva Política Económica, cinta dirigida por Boris Barnet. En 1939 protagoniza Член правительства (Miembro del gobierno), sobre la esposa de un granjero celoso que se convierte en presidenta del koljós, y con los años llega a ser diputada del Soviet Supremo, cinta codirigida por Alexander Zarji y Iosif Jeifits. En 1943 protagoniza Она защищает Родину (Ella defiende la Patria), drama bélico dirigido por Fridrij Ermler sobre la participación de las mujeres en la lucha partisana contra la ocupación fascista. En 1947 protagoniza La maestra rural, melodrama sobre el amor entre una profesora y un revolucionario, dirigido por Mark Donskoi. En 1955, y de nuevo a las órdenes de Mark Donskoi, la actriz protagoniza Мать (La madre), nueva adaptación de la obra homónima de Máximo Gorki. Ya en 1964 participa en Лёгкая жизнь (Una vida fácil), comedia satírica dirigida por Veniamin Dorman sobre un joven químico que al acabar sus estudios prefiere quedarse a trabajar en Moscú y no ir a un curso de postgrado en una provincia, algo de lo que luego se arrepentirá.


Dannil Sagal (Sergei Martynov) nació en 1909 en Ekaterinoslav y falleció en Moscú en 2002. Entre otros galardones fue distinguido en 1964 como Artista del Pueblo de la RSFSR. En 1931 acaba sus estudios de interpretación en el estudio de actores del Teatro V. E. Meyerhold. Entre 1943 y 1989 es miembro de la compañía del Teatro Central del Ejército Soviético. Debuta en el mundo del cine en 1934, con un papel secundario en Карьера Рудди (La carrera de Ruddi), drama sobre los primeros años del nazismo dirigido por Vladimir Nemolyaev. En 1938 inicia sus colaboraciones con el director Mark Donskoi, con un papel secundario en el drama Детство Горького (La infancia de Gorki), cinta biográfica en donde se retratan los primeros años en la vida del escritor ruso. Ese mismo año protagoniza la cinta de Donskoi Новая Москва (La nueva Moscú), comedia excéntrica sobre el viaje a Moscú de un joven constructor. En 1940 participa en la cinta infantil Сибиряки (Siberianos), sobre dos niños que se proponen encontrar una pipa que Stalin regaló a un siberiano, cinta dirigida por Lev Kuleshov. En 1942 vuelve a trabajar con Donskoi en Как закалялась сталь (Como se templó el acero), cinta bélica ambientada en Ucrania durante la Guerra Civil que adapta una novela de Nikolai Ostrovski. En 1947 hace el papel de Sergei Martynov en La maestra rural. En 1955 protagoniza Судьба барабанщика (El destino de un tamborilero), xinta de aventuras dirigida por Viktor Eisymont. Ese mismo año hace uno de sus últimos papeles principales en Мексиканец (El mexicano), cinta de aventuras inspirada en el relato homónimo de Jack London, con dirección de Vladimir Kaplunovski.

Pavel Olenev (Egor Petrovich) nació en 1898 en Moscú y falleció en la misma ciudad en 1964. En 1926 finaliza sus estudios de interpretación en la escuela del Teatro Maly, en donde trabajará habitualmente hasta la década de los 60. Su debut en el mundo del cine se produce en 1932, con un papel secundario en el drama Дела и люди (Los hechos y la gente), cinta sobre los constructores del primer plan quinquenal, con dirección de Alexander Macheret. En 1938 compone uno de los papeles principales en Волга-Волга (Volga-Volga), la comedia musical protagonizada por Luybov Orlova y dirigida por Grigori Alexandrov, sobre el viaje de un grupo de músicos aficionados que se dirigen en un crucero fluvial a Moscú para participar en un concurso. Al año siguiente participa en Девушка с характером (Una chica con carácter), comedia dramática dirigida por Konstantin Yudin. En 1947 hace el papel de Egor Petrovich en La maestra rural. En 1950 hace uno de sus últimos papeles cinematográficos en Далеко от Москвы (Lejos de Moscú), drama sobre los trabajadores del tendido de un oleoducto durante la Gran Guerra Patria.

Vladimir Maruta (Klim Voronov) nació en 1904 y falleció en 1962. Entre 1930 y 1937 trabaja como actor del Teatro-Estudio Simonov, y desde entonces hasta el final de sus días en el Teatro Komsomol de Lenin en Moscú. Debuta como actor cinematográfico en 1939, con un papel episódico en la segunda parte de la trilogía sobre Gorki que dirigió Mark Donskoi, el drama В людях (Entre la gente), donde el joven protagonista sufre las penurias de una vida humilde tras abandonar el hogar paterno. Igualmente participa en la tercera y última parte de la trilogía, Мои университеты (Mis universidades), sobre el sueño roto del joven Gorki de estudiar que le lleva a buscar trabajo, y a una vida sin refugio. En 1947 hace el papel de Klim Voronov en La maestra rural. En 1959 rueda una de sus últimas películas, el drama Василий Суриков (Vasili Surikov), cinta del director Anatoli Rybakov sobre veinte años de la vida del famoso pintor ruso.

Vladimir Belokurov (Bukov) nació en 1904 y falleció en 1973 en Moscú. Entre otros galardones fue distinguido como Artista del Pueblo de la URSS en 1965. En 1918 finaliza su educación teatral en Kazán e ingresa en la compañía de actores del Teatro Dramático de Kazán. Continúa estudiando y trabajando en varios teatros hasta que en 1924 se marcha a Moscú. Trabajará en el Teatro de la Revolución y a partir de 1936 en el Teatro MJAT, pero antes hará su debut en el mundo del cine, Мёртвый дом (La casa muerta), drama biográfico sobre algunos episodios en la vida del escritor Fyodor Dostoevski, con realización del director Vasili Fyodorov. En 1941 hace su primer papel protagonista, en Валерий Чкалов (Valeri Chkalov), cinta biográfica sobre un piloto de pruebas que culminó un vuelo bajo el puente de la Trinidad de Leningrado, dirigida por Mijail Kalatozov. En 1947 hace el papel de Bukov en La maestra rural. En 1951 participa en Белинский (Belisnki), cinta biográfica sobre el filósofo y crítico literario ruso de principios del siglo XIX, cinta dirigida por Grigori Kozinstev. En 1960 compone uno de sus mejores papeles, el Chichikov de Мёртвые души (Almas muertas), la adaptación de la obra homónima de Nikolai Gogol que dirige Leonid Trauberg. En 1964 interviene en Через кладбище (A través del cementerio), drama bélico dirigido por Viktor Turov sobre un grupo de partisanos bielorrusos en la época del asedio de Stalingrado. En 1965 participa en Звонят, откройте дверь (Llaman, abrid la puerta), drama juvenil sobre una alumna que se enamora de un instructor de pioneros, con las consiguientes burlas de sus compañeros, con dirección de Alexander Mitta.

Dmitri Pavlov (Prov Voronov), nació en 1913 y falleció en 1988 en Moscú. Entre otros galardones, en 1966 es distinguido como Artista del Pueblo de la RSFSR. En 1938 finaliza sus estudios de interpretación en la Escuela Teatral Shchepkin. Actor con una larga trayectoria artística en los teatros Ostrovski, Maly, MJAT y Shchepkin, su primer largometraje data de 1945, la comedia Близнецы (Gemelos), cinta de Konstantin Yudin sobre una mujer que encuentra a dos bebés en una estación y decide quedárselos. En 1947 hace el papel del profesor Prov Voronov en La maestra rural. En 1956 hace su  primer papel protagonista en Крутые Горки (Krutye Gorki), sobre un hombre que regresa a su aldea natal como presidente del koljós, cinta dirigida por Nikolai Rozantsev. A partir de entonces su carrera se centra en el ámbito teatral y en las producciones televisivas, generalmente en papeles muy secundarios.

Comentarios

Melodrama sobre la vida de una profesora desde la época de su licenciatura hasta el final de la Gran Guerra Patriótica, La maestra rural es una emotiva cinta sobre como una mujer que haciendo frente a la adversidad se convierte en un referente, no solo para sus alumnos, sino para toda la aldea en la que vive. Especialmente interesante, y actual, es la escena en la escuela secundaria de San Petersburgo donde el pequeño Prov Voronov se examina para ingresar y, pese a obtener las mejores notas, es rechazado por su condición social. Como siempre, es excelente el trabajo del fotógrafo Sergei Urusevski, con especial relevancia de las imágenes de paisajes.


La película tuvo como título alternativo Воспитание чувств (La educación de los sentimientos).

Vera Maretskaya obtuvo el Premio Stalin por la interpretación del papel de la maestra Varvara Martynova.

La joven partisana ahorcada por los nazis que se cita en la película es Zoya Kosmodemyanskaya, que murió con solo 18 años y que es objeto de numerosos monumentos en el territorio ruso, por ejemplo en la estación de metro Partizanskaya.

Muy interesante.

La crítica

IMDB -         6,9 / 10
Filmaffinity - 7,5 / 10
Ruskino -      7 / 10
Kinopoisk -   7,2 / 10
CineRusia -   7,5 / 10

Enlaces

La película se puede bajar en descarga directa entrando en la siguiente página:
http://film.arjlover.net/info/selskaja.uchitelnica.avi.html
y pinchando después donde pone: selskaja.uchitelnica.avi

Los subtítulos en castellano están disponibles en:
http://www.subdivx.com/X6XMzQ3OTA1X-selskaya-uchitelnitsa-1947.html



5 comentarios:

  1. Un film sobre una maestra... me interesa. Bajando con torrent a buen ritmo...

    PD: ¿Se sabe algo de los subtítulos de "Stalingrado"? Busco en la web de aquel chico pero no encuentro nada...

    ResponderEliminar
  2. Hola JoseRB y compañía.

    Es realmente una película excelente, aunque creo que está muy en la línea de otras producciones realizadas justo acabada la guerra y que tenían tendencia a una exaltación patriótica un poco exagerada (es curioso y significativo que Stalin acabase condecorando a la actriz que en la película interpretaba a una maestra también condecorada por Stalin). La fotografía, tal como comentas, es increible. Los contraluces y brillos en las imágenes son impresionantes. La primera escena en la que se ve San Petersburgo al atardecer, con la estatua de Nicolás I, la Catedral de San Isaac y unos faroles encendidos es una obra maestra de la iluminación y el encuadre. Sé trata de otra gran oportunidad de conocer brevemente una ciudad rusa a través de una película, en este caso San Petersburgo-Leningrado, de la mano de unos virtuosos de la luz.

    Hay grandes detalles a lo largo del film que me han gustado mucho. El hombre que toca la campana para llamar a los alumnos, el primer día de la maestra explicando en una clase vacía, el reloj señalando siempre las 9h, la evolución de las infraestructuras (desde la cabaña de madera hasta el edificio neo-racionalista del final). La caracterización de la protagonista es también muy buena, por un momento he pensado que actuaban dos actrices diferentes, una interpretando a la maestra joven y otra a la mayor. De todas formas, es una lástima que estas historias pretendan abordar tantos acontecimientos en apenas una hora y tres cuartos. El guión es redondo, el argumento está bien ajustado y acaba donde comienza la película, con un baile lleno de paralelismos para movernos a la reflexión. Pero yo he encontrado a faltar un poco más de calma en la dramatización de algunos capítulos de la vida de esta mujer. En "Moscú no cree en las lágrimas" hicieron el mismo ejercicio narrativo pero allí supieron pisar el freno en las historias sentimentales de la protagonista.

    Para alguien del oficio como yo, pone la piel de gallina que en la URSS se preocupasen de homenajear a los maestros, ahora que aquí está tan de moda ponernos a parir. Y una frase para meditar: "una escuela sin disciplina es como un molino sin agua". Deberíamos ir tomando nota, ellos tuvieron un buen sistema educativo, nosotros no.

    Un saludo y gracias por ofrecernos el visionado de esta pequeña joya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, mestre,

      Gracias por tu análisis de la película.

      Mark Donskoi tiene muchas obras interesantes además de esta, como la trilogía de Maximo Gorki, rodada en los años anteriores a la guerra, o la nueva versión de "La madre" del mismo autor.

      Por cierto, y con mucho retraso, enhorabuena por vuestra lucha por una educación digna en Baleares. Hay otra interesante película soviética sobre el tema de la educación "Dozhivyom do ponedelnika", pero de momentos sin títulos en castellano. Algún día me pondré con ellos.

      Saludos

      Eliminar
    2. Buenos días, Jose RB.

      La lucha en Baleares sigue su curso, aunque creo que está dejando en evidencia a la sociedad civil de este país: los que deberían manifestarse masivamente y a diario son los padres, no nosotros. Los maestros sabemos de sobras cómo funciona la administración por dentro desde hace muchos años (improvisación, enchufes, falta de rigor con los programas). En España la educación no tiene el mismo prestigio que tienen el consumismo, las apariencias sociales y la codicia (en mi tierra se han llegado a montar manifestaciones CONTRA la creación de un parque natural porque la derecha decía que ponía en peligro los derechos de los pequeños propietarios). Creo que, definitivamente, se trata de un problema cultural que sólo cambiará con el paso de toda una generación. Miro con envidia a los países socialistas, con todas su miserias y carencias, pero con esos nivelazos culturales que tenían. Hasta la babushka más vieja de la comunidad de vecinos era licenciada en ingeniería y leía cada noche a Mayakovski y Pushkin.

      Tomo nota de esa película y ojalá la podamos ver pronto (sin presiones, eh?, que bastante haces...).

      Por cierto, leía ayer en El País que el último kilómetro virgen de la costa de Orihuela (de los 16 km costeros que tiene este municipio) está a punto de ser urbanizado gracias a una operación de transfuguismo interno desde un grupo crítico del propio PP. Eso en el municipio con más regidores imputados de España. Veo que en vuestra comunidad seguís en la línea que me explicabas hace unos días.

      Madre mía, vergüenza de marca España...

      Sigamos con el cine, de lo poco positivo que nos queda.

      Un saludo.

      Eliminar
    3. Hola, mestre,

      Sin duda la casta política gobernante, la presente y la anterior, están bastante interesados en destruir la enseñanza pública, en permitir el acceso a una enseñanza de calidad solo a las clases pudientes, y en definitiva en regresar a la España analfabeta de antaño. De ese modo se profundizará en la conversión de los ciudadanos en un rebaño fácil de manejar, si no es ya bastante manejable.
      Pero como tú dices, la mayor parte de la culpa la tenemos nosotros, por la falta de compromiso, y el conformismo y la dejadez que nos han venido inculcando.

      En cuanto a la película la cogeré más adelante, ahora estoy con otras traducciones.

      Saludos

      Eliminar